domingo, 16 de marzo de 2008

Fallas y Semana Santa

Este año coinciden las Fallas y la Semana Santa, algo que sucede muy raramente porque las Fallas son siempre el 19 de marzo y la Semana Santa es después de la primera luna llena de primavera. Como la primavera empieza el 21 de marzo, lo normal es que la Semana Santa sea más tarde, porque hay que esperar a que se llene la luna y el siguiente domingo será la Pascua. Pero este año la luna se llena el viernes 21, que ya es primavera y por lo tanto el domingo 23 es la Pascua o Domingo de Resurrección. Total, que en Valencia esta semana están de Fallas y de Semana Santa, todo seguido en la misma semana, algo que no ocurría desde hace 200 años.

Con las Fallas se celebra el final del invierno y los carpinteros quemaban los candiles que usaban para alumbrarse porque el día era más largo y ya no hacían falta. Como eran unos maestros, los candiles los adornaban muy bien y se convertían en verdaderas obras de arte. Ahora las proporciones de las Fallas han crecido mucho, algunas miden más de 30 metros y cuestan cerca del millón de euros. En total hay casi 400, más las fallas infantiles. El 19 de marzo, día de San José, a las 12 de la noche todas son pasto de fuego purificador que simboliza el nacimiento a una nueva vida. Todo un derroche pero que genera riqueza para la ciudad.

Las mejores esculturas "ninots" se salvan del fuego y se guardan en el Museo Fallero.
En esos días se queman miles de kilos de pólvora en las famosas "mascletás".
En la Wikipedia podéis ver más información. Y también en www.fallas.com o www.fallas.es.

La Semana Santa en España tiene una importancia especial. Es una macro representación de la pasión de Cristo que se hace en las calles y en la que participa todo el pueblo. Los personajes son las figuras de Jesús, María, etc., que esos días se sacan de las iglesias y se llevan en procesión por las calles de la ciudad. Era una forma de trasmitir la fe al pueblo en tiempos en los que no había otros medios de comunicación. En España esta tradición se conservó y desarrolló con gran fuerza alcanzando momentos de gran belleza como la Semana Santa de Sevilla o Málaga, pero se celebra en todos los pueblos y ciudades.

Cada estatua tiene su grupo de fieles seguidores que se agrupan en una cofradía y preparan y cuidan su imagen que se monta en unos pesadísimos “pasos” que llevan a hombros los costaleros. Los miembros de cada cofradía se llaman “nazarenos” y visten con sus colores típicos y el clásico capirote de cucurucho. Sus barrigas suelen ir abultadas porque van llenas de caramelos que van arrojando a los niños según pasan. De vez en cuando alguien le canta una “saeta” al “paso” y este se detiene mientras dura la canción. Es famosa La Saeta de Antonio Machado a la que Juan Manuel Serrat puso música:


En esta página de CivWiki:Culturas de España podéis encontrar más información.